sábado, 29 de septiembre de 2007

Luxación

Lesión de la articulación en la que se produce la salida del hueso de la articulación, con la consiguiente lesión de ligamentos.
Síntomas:
  • Dolor
  • Inflación
  • Agarrotamiento
  • Hematomas
  • Posición anormal del hueso
Causas:
  • Traumatismos
  • Ejercicios bruscos
  • Ejercicios intensos continuados sin previa preparación
Que hacer en caso de luxación:
  • No colocar los huesos en su posición anterior, pues podría empeorar la situación.
  • Sujetar la zona de la forma que más cómodo le resulte a la víctima, mediante una almohada, o un cojín o un cabestrillo, para intentar aliviar el dolor y evitar movimientos.
  • Trasladar lo antes posible a un hospital.
  • No dar de beber ni comer a la víctima, pues puede ser necesario que en el hospital reciba tratamiento quirúrgico con anestesia.




Esguinces

Un esguince es una lesión de los ligamentos que se encuentran alrededor de una articulación. Los ligamentos son fibras fuertes y flexibles que sostienen los huesos y cuando éstos se estiran demasiado o presentan ruptura, la articulación duele y se inflama.







Síntomas:

  • Dolor en la articulación o dolor muscular
  • Hinchazón
  • Decoloración de la piel
  • Rigidez articular


Causas:

Los esguinces son causados cuando una articulación es forzada a moverse en una posición no natural.


Que hacer en caso de esguince

  • Aplicar hielo inmediatamente para ayudar a reducir la inflamación, envolviendo el hielo en un pedazo de tela y evitando aplicarlo directamente sobre la piel.
  • NO SE DEBE tratar de mover el área afectada. Para ayudar a hacer esto, se debe colocar un vendaje firme pero no apretado sobre el área afectada.
  • Mantener elevada la articulación inflamada por encima del nivel del corazón, incluyendo el tiempo durante la noche cuando se va a dormir.
  • Dejar en reposo la articulación afectada por varios días



Fracturas

Una ruptura de cualquier tamaño se denomina fractura y si el hueso fracturado rompe la piel, se denomina fractura expuesta (fractura compuesta).
La fractura por estrés o sobrecarga es una fisura delgada en el hueso que se desarrolla por la aplicación prolongada o repetitiva de fuerza sobre el mismo.



Síntomas:

  • Extremidad o articulación visiblemente fuera de lugar o deformada
  • Movimiento limitado o incapacidad para mover una extremidad
  • Hinchazón, hematoma o sangrado
  • Dolor intenso
  • Entumecimiento y hormigueo
  • Ruptura de la piel con el hueso que protruye

Causas:

  • Caída desde una altura
  • Accidentes automovilísticos
  • Golpe directo
  • Maltrato infantil
  • Fuerzas repetitivas, como las que se presentan cuando una persona corre, pueden ocasionar fracturas por estrés en los pies, los tobillos, la tibia o la cadera

Síntomas:

  • Extremidad o articulación visiblemente fuera de lugar o deformada
  • Movimiento limitado o incapacidad para mover una extremidad
  • Hinchazón, hematoma o sangrado
  • Dolor intenso
  • Entumecimiento y hormigueo
  • Ruptura de la piel con el hueso que protruye

Que hacer en caso de fractura:

  • Se debe mantener a la víctima inmóvil y calmada.
  • Se debe observar con atención a la víctima para detectar otras lesiones.
  • Si la piel presenta ruptura, se debe tratar de inmediato para prevenir la infección. No se debe respirar sobre la herida ni hurgar en ella y, de ser posible, se debe enjuagar suavemente para retirar los detritos visibles y otros agentes contaminantes, cuidando de no frotarla ni irrigarla con demasiada fuerza.
  • Se debe cubrir con apósitos estériles.
  • En caso de ser necesario, se debe entablillar la lesión o colocar un cabestrillo. Entre los elementos posibles para entablillar se pueden considerar un periódico enrollado o tablillas de madera.
  • Se debe inmovilizar el área por encima y por debajo del hueso lesionado.
  • Se pueden aplicar compresas de hielo para disminuir el dolor y la hinchazón.
  • Se debe tratar de prevenir un shock. Colocar a la víctima en posición horizontal, levantarle los pies unos 30 centímetros y cubrirla con un abrigo o una cobija; pero NO moverla si se sospecha de una lesión en la cabeza, la espalda o las piernas.
  • Llevar a la víctima al centro de salud mas cercano.

Que no debe hacer:

  • NO SE DEBE mover a la víctima a menos que el hueso roto esté completamente estable.
  • NO SE DEBE mover a una víctima con lesión en la cadera, pelvis o muslos, a menos que sea absolutamente necesario.
  • NO SE DEBE mover a una víctima que tenga una posible lesión en la columna vertebral.
  • NO SE DEBE intentar enderezar un hueso ni una articulación deformados ni cambiar su posición a menos que la circulación parezca afectada.
  • NO SE DEBE intentar reubicar una posible lesión de la columna.
  • NO SE DEBE probar la capacidad de un hueso para moverse.

2 comentarios:

gerthy dijo...

Me parece bien , claro, conciso y preciso

Gerthy Rios Rioseco

Un chocolate... dijo...

DEMASIADO BUENO...

LA INFORMACIÓN NECESARIA PARA CUALQUIER SITUACIÓN DE TALES MAGNITUDES...

BUENO DE VERDAD...



Jennipher Lizama